¿Quién dice que la música nos hace más inteligentes?

A lo largo de los últimos años, diversos medios se han encargado de hacernos saber que tocar un instrumento musical hace al humano más inteligente. Dicha información ha sido difundida de muy diversas maneras, como texto, podcast o videos en muy diversos idiomas. ¿Quién puede olvidar el video de TED-ED del 2014? Si no lo ha visto, aquí se lo dejamos con subtítulos al español:

Los hemisferios cerebrales y la música

Cuando leemos, hacemos una suma mental (7+4), vemos una mesa en una pintura de Van Gogh o calculamos cuantos minutos nos tardaremos en llegar de A a B, el hemisferio izquierdo de nuestro cerebro toma el mando y haciendo uso de sus fortalezas en los campos simbólicos, verbales, analíticos, abstracto, temporal, entre otros, nos representa en nuestra mente el resultado de estas acciones cognitivas. Si usted calcula la distancia desde donde está ahora hasta la TV más cercana, baila, dice una mentira, canta en voz bajita «Amorcito Corazón» o nos imaginamos un trompo rojo dentro de una caja verde (haga la prueba ¿ve la caja verde con el trompo adentro?) el que está trabajando en nuestro hemisferio derecho, gracias a sus habilidades en los campos geométrico espacial, musical, sintético y holístico.

Sólo para músicos

Dependiendo de su educación y experiencia de vida personal, los investigadores han concluido que cada persona tenderá a usar más las habilidades de uno u otro hemisferio…excepto los músicos. Las diversas investigaciones a las que nos hemos referido anteriormente han concluido que practicar, tocar y dominar un instrumento musical pone a trabajar en forma coordinada a ambos hemisferios, sometiendo al cuerpo calloso, que es el tejido que une a ambos hemisferios, a una gimnasia colaborativa que termina por interconectar ambos hemisferios de una manera única. A la larga, dicha interconexión hará que ambos hemisferios trabajen de manera más coordinada en diversas áreas, no sólo en la musical. Esta comunicación no será la misma si practicas cualquier otra actividad artística, como danza o pintura, sin embargo, no es razón para no contemplar otras disciplinas artísticas o deportivas como parte de la formación integral del infante.

La genética y la música

¿Es posible que una persona nazca con estas conexiones extra en el cuerpo calloso cerebral? ¿Y si a partir de poseer de nacimiento las conexiones en el cuerpo calloso del cerebro es que las personas manifiestan una habilidad musical? Estaríamos hablando de que existe un don natural para la música, una predisposición genética a ser un buen ejecutante de un instrumento. Entonces ¿es necesario nacer músico? Al parecer no es tan así, hay estudios que confirman que practicar un instrumento crea nuevas conexiones cerebrales que antes no estaban ahí. Puede ser que efectivamente ya desde el nacimiento tengas estas conexiones , pero si no practicas igual no se forzarán los hemisferios a cooperar y por consiguiente no cosecharás los beneficios de practicar un instrumento.

Un cerebro más fuerte y mejor conectado, pero ¿más listo?

Hasta el día que se escribe este artículo, la respuesta sigue siendo un rotundo SI. Diversos estudios que han tenido como objeto a grupos de alumnos sin entrenamiento musical concluyen que al final de un período de entrenamiento musical, los sujetos obtienen mejor desempeño en las áreas matemáticas y verbales en comparación con los grupos de control que toman otro tipo de entrenamiento artístico, o ninguno.

¿Quién lo dice?

En Suzukids queremos poner un poco de luz en el asunto, por eso nos dimos a la tarea de averiguar si tan renombrados expertos realmente habita la tierra o son nombres rimbombantes inventados por articulistas con mucha imaginación. Nos hemos sorprendido gratamente al averiguar que hay abundante material sobre el tema y además al alcance de cualquiera con una conexión a internet. Hemos puesto sólo una pequeña selección de la información que encontramos, las personas referenciadas en los artículos que localizamos acerca de la inteligencia provocada por la música son reales, y queremos presentárselos.

Monserrat Meza Rico y Fabrizio Ammetto (sin imagen disponible)

Monserrat Meza Rico y Fabrizio Ammetto

El único estudio mexicano que pudimos ubicar.

Relación de la inteligencia musical en el funcionamiento de la inteligencia humana.

http://www.jovenesenlaciencia.ugto.mx/index.php/jovenesenlaciencia/article/view/2180

Erika Skoe y
Nina Kraus

Estudio que confirma que las habilidades musicales adquiridas durante la infancia dejan cambios persistentes en la estructura cerebral aún en la edad adulta y aún cuando el individuo no continúa con un entrenamiento musical.

https://www.jneurosci.org/content/32/34/11507

Erika Skoe
Nina Kraus

Gottfried Schlau y
Andrea Norton

Escaneos cerebrales en niños de 9 a 11 años han revelado que aquellos niños que tocan instrumentos musicales tienen un volumen de materia cerebral gris significativamente mayor.

http://musicianbrain.gottfriedschlaug.org/papers/Schlaug_Music_Child_Brain_NYAS2005.pdf

Takako Fujioka

Un año de formación musical mejora el desarrollo de campos auditivos evocado-corticales en niños pequeños.

https://academic.oup.com/brain/article/129/10/2593/293065

Takako Fujioka
Artur C. Jaschke

Artur C. Jaschke

Análisis longitudinal de la educación musical sobre las funciones ejecutivas en niños de la escuela primaria.

https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fnins.2018.00103/full

Álvaro Pascual Leone

Álvaro Pascual-Leone

El cerebro que toca música y es cambiado por ella.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/11458838/

Deja un comentario